El muñeco de nieve (Parte II)

El muñeco de nieve (Parte II)

Ya en otros textos míos he hablado sobre mi interés por la llamada novela negra y cómo éste tiene qué ver con cuestiones infantiles; en este caso, relacionadas con mi historia.

entre la literatura y el psicoanálisis en un diálogo fecundo en el que pueden enriquecerse los dos campos.

La interrogación se dirige esta vez hacia los motivos inconscientes que subyacen en la historia de un personaje de ficción; pero una ficción desde la cual podemos llegar, por otros caminos que los del psicoanálisis, a preguntas relacionadas con las complejidades de la sexualidad humana

El muñeco de nieve

El muñeco de nieve

Sobre El muñeco de nieve, de Jo Nesbø y la necesaria degradación de la vida amorosa masculina, desde Freud (Parte I)

Por: Eunice Michel

En los años de 1910 a 1918, Freud publicó, con diversos intervalos de tiempo, tres artículos que fueron agrupados, por el fundador del psicoanálisis mismo, bajo un título común: Contribuciones a la psicología del amor, y numerados con caracteres romanos: I. Sobre un tipo particular de elección de objeto en el hombre; II. Sobre la más generalizada degradación de la vida amorosa; y, III. El tabú de la virginidad.

El niño como paradigma de creatividad

El niño como paradigma de creatividad

Una lectura de Milagro en la celda 7 (7. Kogustaki mucize, Mehmet Ada Öztekin, 2019)

J. Ignacio Mancilla

Os menciono tres transformaciones del espíritu:
cómo el espíritu se transforma en camello, y el
camello en león y, por último, el león en niño.

Friedrich Nietzsche. Así habló Zaratustra. Un libro
para todos y para nadie.

A manera de justificación
Antes que nada, una breve referencia (casi innecesaria), esta película turca es un remake de un filme coreano (7-beon-bang-ui seon-mul, Lee Hwan-Kyung, 2013) que lleva el mismo nombre. Hay 6 años de por medio y debido a los objetivos específicos que sigo en mi lectura, no voy a detenerme en una comparativa más detallada de ambas películas; solamente diré que la versión turca, más decantada desde el lado del drama es más corta y ha sido «purificada» en cuanto a las pretensiones emocionales y a la mejor cualificación de los personajes.

Sacarme la madre trabajando

Sacarme la madre trabajando
Por: Isaac Grijalva

Este no es un escrito sobre el trabajo, sino que son ideas que buscan relacionar el imperativo de la felicidad, la culpa, la deuda y la articulación con la función del deseo. Desde un inicio vale retomar una observación que realiza Lacan (1960) respecto a la felicidad y el valor de reflexión a tomar en cuenta en la praxis de la teoría, es decir la ética que propone.

Madres paralelas 

Madres paralelas 

Por: Eunice Michel

Personalmente, prefiero, en el cine y en la literatura, y quizá en el arte en general, las creaciones que logran enlazar los dos sujetos fundamentales en la historia humana: el Sujeto social o colectivo y el Sujeto particular, nuestras pequeñas historias de cada día.

Pienso que el reconocido cineasta español Pedro Almodóvar logró con creces estas dos cosas en su última película, Madres paralelas, cuyo título mismo da lugar a varias interpretaciones.

Fragmento de lo paterno

Fragmento de lo paterno

Por: Alejandro León

La suerte de mi existencia, lo que tiene de único tal vez, reside en lo que tiene de fatal.
F. Nietzsche

¿Qué lugar ocupa el padre en la actualidad? Como bien sabemos, la «función» del padre es instaurar la ley ante la aparición del complejo de Edipo, y la ley tiene como consecuencia excluir el incesto en tanto se impone la «amenaza de la castración» para que el hijo sea separado de la madre. Desde luego, lo que está en juego es el deseo, pero también, la paternidad misma. Es verdad, se entroniza al padre por el hecho de fundar dicha ley, sin embargo, es la madre quien tiene el poder de nominar al padre como el encargado de fundar la ley. Bajo esta óptica, es la madre quien tiene en sus manos si el padre llega o no a existir.

La hija oscura

La hija oscura
Por: Eunice Michel

En la vida, en términos generales, una hace a veces lo que quiere y muchas, muchas veces, lo que puede. En las tres profesiones que Freud declaró imposibles, una es la de educar. Recordemos la famosa anécdota de la madre que se acercó al fundador del psicoanálisis después de una conferencia y le pidió orientación para educar a sus hijos.

Freud y la metáfora

Freud y la metáfora

Por: Armando Correa

Son pocas las veces que Freud trabaja y hace mención del término metáfora. La primera que consigna, en una obra impresa es en Estudios sobre la histeria (Breuer y Freud), en la parte III (Teórica), en el punto «5. Representaciones inconcientes e insusceptibles de conciencia. Escisión de la psique». Aquí usa el término para referir la localización de una representación que no es espacial, la cual por medio de una vía metafórica queda espacializada y sustancializada, en un proceso que culmina en una falsa representación objetiva que «queda hecha mitología». Asoma en estas primeras consideraciones, tangenciales por demás, la consistencia patológica del uso metafórico del lenguaje, una psico-poeti-patologización por medio de esta figura del lenguaje.

Noches de tormenta

Noches de tormenta
Por: Eunice Michel

¡Qué anacrónico hablar de amor en una época como ésta!

Pero, a lo mejor, justamente porque estamos en una era de contexto mortífero y no sólo por el problema de salud pública que representa la pandemia del Covid-19, y sus variantes y consecuencias, sino también por la erotización del odio en los lazos sociales que caracteriza asimismo al mundo actual , según la acertada expresión de un pensador contemporáneo, sea necesario que algunos y algunas nostálgicas reconfortemos nuestro espíritu viendo una película como Noches de tormenta (George C. Wolfe, 2008),

Un ejemplo cinematográfico del esquema óptico (ramillete invertido) de Lacan: David Lynch y Mulholland Drive

Por: Jürgen González No hay banda! There is no band! Il n’est pas de orquestra! This is all… a tape-recording. No hay banda! and yet we hear a band. (No hay banda, todo es una grabación, y aun así… escuchamos a una banda tocando) David Lynch: Mulholland Drive, escena del Club Silencio Hace unos añosSigue leyendo «Un ejemplo cinematográfico del esquema óptico (ramillete invertido) de Lacan: David Lynch y Mulholland Drive»